martes, 25 de febrero de 2014

FERIA DE REPOSTERÍA GRANADA Y GRACIAS!!!!


Llegó y pasó. Nuestro stand:


Con nuestros delantales. A que molan????? Designed by Paz.

Ha sido duro, pero ha merecido la pena. El cariño que hemos sentido por parte de  la gente ha sido impresionante. Sentimos que La Boutique no es sólo una tienda, sino una gran familia.

A mí, en general, me ha parecido una experiencia positiva. Creo que Granada necesitaba algo así y la afluencia de gente ha sido muy buena, aunque hay opiniones para todos los gustos. No hay que olvidar que ha sido la primera edición. 

Me ha gustado mucho el "buen rollo" que había. Ha sido genial charlar con personas de otras tiendas, ayudarnos, compartir opiniones.... Además, he conocido a personas maravillosas.

Hubo continuamente cursos y demos. Yo hice una de un lirio rojo. Aquí estoy en plena faena. 



Me ha encantado ver a Mariló, mi compañera de fatigas en Amsterdam. Y a su hermana Susana, dos personas encantadoras. Que, por cierto, han creado una revista de repostería increíble. Y ya la tenemos en la tienda.


 


Pero la parte más positiva de esta feria ha sido el ser consciente de cuánta gente está dispuesta a ayudar desinteresadamente. Cuando nos embarcamos en la idea de participar en este evento, no tuvimos en cuenta los detalles, como los niños, el montaje, el traslado de productos....

Lo más importante eran mis niños. ¿Qué hacía con ellos todo el fin de semana? Pensé que se vinieran conmigo, pero no me parecía justo para ellos. Así que cada día estuvieron con alguien que se ofreció a cuidarlos. Estas personas se quedaron con tres niños de golpe y consiguieron que lo pasaran estupendamente. Muchas gracias de corazón a Cristina, por ese sábado divertidísimo y ajetreadísimo. Y a Antonio y Ana, por alterar vuestro domingo.  No hay palabras suficientes para daros las gracias.

Luego el tema del montaje del stand. El jueves, Yolanda y Joaquín se quedaron hasta la madrugada dando viajes, montando muebles, teniendo que trabajar al día siguiente. Marta y Erika, dieron mil viajes con el coche para ayudarnos a llevar todos los productos, tanto en el montaje, como en el desmontaje. Cargando, descargando y colocando productos. Durante el transcurso de la feria no nos dejaron solas en ningún momento. Nos ayudaron a atender, a explicar, a cobrar a todo. Los tres días. Nunca podré agradecerlo suficiente.

Y con este derroche de agradecimiento infinito, me despido con millones de besos. 



1 comentario:

Gracias por leerme.
Me encantaría que contaras qué te ha parecido mi entrada.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...