lunes, 30 de marzo de 2015

Weikis, doowap o bollitos con pepitas de chocolate



El último domingo de mes tiene un toque especial: es el Asaltablog, el día en que asaltamos la cocina de un blog amigo y la dejamos tiritando. 
Y le ha tocado a Gallecookies. Me ha costado mucho elegir receta porque tiene cada cosa... No dejéis de visitarlo, es una pasada!!!!!


Pero al final me decidí por ésta porque en casa tomamos mucho los Weikis, vamos, nuestros Doowap de toda la vida. Oye, riquísimos!!!! Mis hijos me dijeron que les gustaban más que los comprados (¡toma ya!). Así que, probad a hacerlos, merece la pena. 
 Vamos con la receta:



Ingredientes:

110 ml. de leche tibia
12,5 de levadura fresca (la mitad de un cubito)
30 ml. de aceite de oliva suave
1 huevo (separamos yema y clara)
1 cucharada de estracto de vainilla
250 gr. harina de fuerza
40 gr. de azúcar
una pizca de sal
pepitas de chocolate

Preparación:

Ponemos la levadura en la leche tibia. Removemos bien hasta que esté completamente disuelta. 


Separamos la yema de la clara y reservamos la clara. 
Juntamos todos los ingredientes líquidos (aceite, leche con levadura, vainilla y yema) y batimos. 


Añadimos el azúcar y volvemos a batir. Aparte mezclamos la harina con la levadura y la sal. Agregamos a la preparación anterior y ya tenemos la masa. 


Tapamos con film transparente y un paño de cocina. Dejamos levar una hora o hasta que haya doblado su volumen. 
Cuando haya levado hacemos le incorporamos las pepitas de chocolate sin amasar mucho y hacemos bolitas sobre la bandeja del horno. 


Dejamos levar otra hora y pintamos con las claras que habíamos reservado. Cuando falten unos 20 minutos para que termine el levado, ponemos el horno a precalentar a 175-180º


Horneamos unos 20 minutos o hasta que estén doraditas.


Si os queréis quemar la boca, con 5 minutos enfriando es suficiente, jajajaja. Calientes están buenísimas. A mí no me dio tiempo a que se enfriaran del todo, se acabaron antes.
 Qué ricos!!!!!!


Yo tenía weikis en casa y, efectivamente, pude comprobar que estaban mucho más buenos los caseros. Me falta comprobar la textura que tendrán al día siguiente, jajajaja. Será en otra hornada. 

Dulces besosssssssssssssssss




jueves, 19 de marzo de 2015

Bizcocho Ferrero Rocher



Esta es la tarta más pecaminosa del mundo, sin duda alguna. Estaba.... no buena, lo siguiente.

La hice para el cumpleaños de mi niña. A ella le encantan los Ferrero Rocher, así que se me ocurrió hacer uno en versión tarta. Es Ferrero por fuera y por dentro. Ahora os cuento.

Lo primero que hice fue agenciarme mi cubo de Nutella. Cuando lo abres te invade una felicidad muy grande. No ver el fin de algo que está muy rico es una sensación genial, jajaja. 


El bizcocho. Quise hacer un bizcocho con sabor a Ferrero Rocher y creo que conseguí un sabor bastante acertado. 
Estos son los ingredientes:
250 gr. mantequilla a temperatura ambiente
300 gr. de azúcar
5 huevos
250 ml. leche
300 + 150 gr. chocolate con leche 
300 gr. harina bizcochona
Un pellizco de sal
200 + 100 gr. de avellanas
Nutella, mucha Nutella


Precalentamos el horno a 175º
Batimos mantequilla y azúcar hasta que tengamos una crema blanca. Le agregamos los huevos unos a uno. Derretimos el chocolate con la leche y se lo añadimos a la mezcla anterior (también podemos poner leche y chocolate por separado). Incorporamos la harina con el pellizco de sal, poco a poco (si es harina normal, hay que agregar levadura).


Trituramos un poco 200 gr. de avellanas, no del todo, para que luego en el bizcocho nos encontremos los trocitos. Las bañamos en un poco de harina para que no se nos vayan al fondo del molde. Las añadimos a la masa. Rociamos nuestro molde con spray antidesmoldante. Horneamos unos 40 minutos. Pero depende del  horno, así que, si veis que la masa está hecha, la pinchais con un palillo. Si sale limpio, sacamos el molde del horno.


En este caso, yo utilicé los moldes de balón de Wilton. Hice dos, así que si sólo queréis uno, teneis que usar la mitad de los ingredientes. Aunque, si os sobra, siempre podéis hacer magdalenas. 
Qué bonitos estaban mis bizcochos!!!! 


Mientras los bizcochos enfriaban, preparé un almíbar. Puse 250 ml. de agua y 200 gr. de azúcar en un cazo. Cuando ya el azúcar estaba completamente disuelto, le añadí dos cucharadas de Nutella. Dejé enfriar. 
Este liquidillo (¡qué rico estaba!) lo metí en un biberón y bañé los bizcochos.


Le puse una capa generosa de Nutella a una de las mitades. Trituré el resto de las avellanas. Igual que las anteriores, dejando trozos grandes. Lo metí en frigo para que endureciera un poco y, al ponerle la parte de arriba no se saliera todo el relleno.
Esta foto hace saltar todas mis alarmas dulcera (como siempre os digo, la belleza está en el interior).


Cuando saqué del frigo, unté la otra mitad con otro poco de Nutella y las uní. Cubrí la pelota con una capa de Nutella y otra vez al frigo.
Mientras endurecía la cubierta de Nutella, derretí el chocolate con leche que me restaba y le añadí más avellanas para que hicieran los bultitos que tiene el Ferrero. Otra vez al frigo.


Entonces lo pinté con pintura dorada comestible e hice una etiqueta con fondant y rotulador. La cápsula la hice bañando una flanera con chocolate negro y pintura comestible dorada.


Creo que puedo decir.... objetivo conseguido. Estaba para morir, de verdad. 
Y habréis comprobado que es una tarta baja en calorías, jajajaja. 
Para que veáis dónde celebramos el cumpleaños, la siguiente foto. En un parque de aventura con tirolinas, rocódromo y un montón de circuitos de aventura. Tres horitas de ejercicio intenso (todavía tengo agujetas). Así que luego me comí el bizcocho sin mucho cargo de conciencia. 


Dulces besosssssssssssss

jueves, 5 de marzo de 2015

Cookies de Nutella




Creo que me he vuelto a enamorar!!!!!! Y tú también lo harás cuando hagas y pruebes estas galletas.

En casa fueron como una revolución, yo estaba alucinada, de verdad. Hice cuatro hornadas y duraron un soplo. Mis niños sintieron la necesidad de compartirlas con el resto del mundo, se las llevaban de diez en diez...."porque le tengo que dar a X, Y, Z..... Hasta pensaron en montar un negocio con las galletas y, como en el cuento de la lechera, ya se veían nadando en billetes, jajaja. Yo tuve que esconder unas pocas para traerlas a mi trabajo, si, si.... esconder. Si hubieran descubierto mi lata del tesoro, la habrían saqueado.

Esta receta es de Sally, ya os he hablado de ella en otros posts. Sally es la caña de España, bueno, de Estados Unidos, pero la caña!!!!



Ingredientes:
 
115 gr. de mantequilla
150 gr. de azúcar moreno
100 gr. de azúcar blanca
2 huevos (o 3 claras pasteurizadas*)
1 cucharada de estracto de vainilla
150 gr. de nutella divididos en dos
300 gr. de harina
1 sobrecito de gasificante (los que son dobles)
1 cucharada de Maizena
Un pellizco de sal
225 gr. de gotas de chocolate

* Como os he comentado en posts anteriores, siempre que  hago galletas, yo uso claras pasteurizadas. Cuando estamos horneando las galletas, al final acabamos manejando masa cruda y masa horneada. Y por el tema de la contaminación cruzada, lo prefiero. 


Precalentamos el horno a 175º. Batimos la mantequilla durante un minuto. 


Añadimos los dos tipos de azúcar y dejamos batir hasta que tengamos una mezcla cremosa. Aparte, mezclamos los huevos con la vainilla y agregamos a la mezcla anterior. Batimos y ponemos la mita de la nutella. Volvemos a batir.


 Aquí y ahora declaro mi amor eterno por mi Kitchen Aid. Veo estas fotos y más me enamoro. 
Seguimos... En un bol mezclamos harina, maizena, sal y el gasificante. Es éste el que usé. 

 

Lo añadimos a la mezcla anterior, batimos hasta que tengamos una masa homogénea e incorporamos 180 gr. de gotitas de chocolate y reservamos el resto. Batimos un poco a velocidad baja.



Agregamos la otra mitad de la nutella y mezclamos muy poco, que no se mezcle completamente. Luegos nos encontraremos en las galletas trozos donde el sabor es mucho más intenso...mmmmmm 
Ahora hacemos bolitas con la masa y las ponemos sobre una bandeja con papel de horno. 


Las gotitas de chocolate que habíamos reservado las ponemos en la parte superior de la bolita. Horneamos durante 10 minutos. Una vez horneadas, las dejamos enfriar en una rejilla unos 5 minutos. Y ya están listas para comer!!!!!!!


Os gustarán!!!! Mucho!!!!!

Dulces besossssssssssssssssss










Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...