miércoles, 30 de septiembre de 2015

Bizcocho Choco / Tarta osito con flores




Esta tarta fue para el cumpleaños de una linda princesita rubia. 
La quería enterita de chocolate y así se la hice. Pero había que darle un poco de color, por lo que decidí hacerle flores de fondant y pegarlas sobre el chocolate. 
Le encantó la idea, porque además ella podía colaborar en la decoración.
  Estaba entusiasmada haciendo flores sin parar, pintándolas con el colorante en polvo y poniéndolas en su tarta.


Además hice mini-cupcakes, porque siempre sobra masa, y los decoramos a juego con la tarta.
Tuvieron más éxito que la tarta, mucho más. 
El bizcocho estaba muy rico. Mis amigos me dijeron que era el más bueno que habían probado. Aunque siempre me dicen lo mismo y es que son más lindos... les gusta todo lo que hago y yo soy feliz. 
La verdad es que tenía un sabor delicioso y muy suave (ojo, que yo soy mi mayor crítica, que conste).
Esto fue todo lo que horneé:


 Sé que habrá gente que haga cruces cuando piense en ponerle colacao a la masa, pero antes.....probadlo.
Yo soy muy, muy chocolatera. He hecho bizcochos de chocolate con todas las variantes imaginables y ésta está buenísima, muy suave y con sabor a chocolate intenso. 

Ingredientes:


200 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
200 gr. de azúcar
5 huevos
250 gr. de harina
200 gr. de colacao
100 ml. de leche
Levadura
una pizca de sal
extracto de vainilla

Ponemos el horno a precalentar a 175º. 
Batimos mantequilla y azúcar hasta que tengamos esa crema blanca maravillosa que a mí me fascina. 


Incorporamos los huevos uno a uno y seguimos batiendo. 


Ahora viene cuando declaro mi amor eterno por mi Kitchen Aid. Recuerdo antes, cuando no la tenía a mi lado, al llegar el momento "agregar-huevos", la crema se cortaba y tenía que alternar con harina para reconstituir la masa. Ahora no. Con mi Kitchen me queda otra crema de color marfil preciosa. 
Aañadimos el chorreón de vainilla. 


Aparte mezclamos harina, colacao, levadura y sal. Agregamos a la crema anterior.


Nos queda con una consistencia espesa, pero queda añadir la leche. Si veis que está espesando en exceso, podéis intercalar la leche con la harina.


Y nos queda esta maravilla de masa!!!!!
Supongo que a estas alturas no hace falta que diga, que me encantan las masas, qué vista tan bonita tienen en  el proceso de elaboración. Las texturas, los colores de las masas... no lo puedo evitar. Me chiflan!!!!
Aunque también me gustan una vez horneadas, la verdad.


Horneamos unos 40 minutos. Pero ya sabéis que los hornos tienen vida propia, así que lo mejor es ir pinchándolo para saber cuándo está listo.


Como os dije antes, la princesita cumpleañera no quería la tarta cubierta de fondant. Ella quería ¡¡¡mucho chocolate!!! Así que la cubrí con una ganache de choco. Mmmmm


Esta es la primera capa de ganache. Para dejarlo liso hay que ponerle, mínimo dos. 
Tampoco me esmeré mucho, la verdad, porque iba cubierto de flores.



Creo que ahora lo que pega es una foto del corte, para abrir boca....


Fue un éxito total. Objetivo conseguido. 


Espero que os haya gustado. 
Dulces besossssssssss


domingo, 27 de septiembre de 2015

Bolitas de queso y aceitunas



Yupiiiiiii. Retomamos el Asaltablog!!!! 
Estrenamos la tercera temporada con un blog increíble BeaRecetasyMas. Tiene miles de recetas, todas muy apetitosas. La decisión, por supuesto, ha sido difícil. Pero esta temporada me he decidido a elegir para los retos, sólo recetas saladas. A ver si consigo ser fiel a mi palabra. 


Elegí estas bolitas de queso y aceitunas porque sabía que iban a gustar mucho en casa. Nos encanta el queso, las aceitunas y los frutos secos. Así que el éxito estaba garantizado. Estaban deliciosas!!!!

Vamos con la receta:


- 50 gr. de pistachos pelados
- 100 gr. harina
- 75 gr. queso rallado
- 60 gr. mantequilla
- 1 cucharadita de sal
- 1 cucharadita de pimienta
- 1 huevo batido
- 14 aceitunas rellenas

Precalentamos el horno a 180º. 

Trituramos los pistachos para rebozar. En picadora o THX 4 seg/vel 8.



En el vaso de la THX o en un bol, hacemos una masa con la harina, queso, mantequilla, sal y pimienta. Programar 20 seg. / vel. 6. Si no lo haces en la Thermomix, tendrás que darle un golpe de calor en el microondas para derretir un poco el queso y la mantequilla. 

Preparamos en diferentes recipientes todo lo que necesitamos: aceitunas, masa preparada, huevo batido, pistachos rallados y una fuente de horno. 

Cubrimos cada aceituna con una porción de la masa que hemos preparado. 


Lo pasamos por el huevo batido y rebozamos en los pistachos molidos. 



Llevamos al horno durante unos 1 minutos o hasta que estén doraditas. 


Una vez fuera del horno, dejamos enfriar un poco y tendremos un bocado deliciosos. 
Mirad qué corte tiene. Espectacular. 


Muy rápido y fácil de hacer. Un aperitivo con el que sorprenderás, seguro. 


Dulces besossssssss con una pizca de sal. 













jueves, 24 de septiembre de 2015

Torta de la Virgen




La Torta de la Virgen en un dulce tradicional de Granada. Se elabora para la festividad de la Virgen de las Angustias, el último domingo de septiembre. Granada se llena de puestos con tortas y todas las panaderías las venden. Es algo muy característico de aquí, una tradición que me encanta. 

Y este año me he animado a hacerla. La culpa la tiene este libro maravilloso.


Es un libro muy interesante. Cuenta cómo se ha elaborado pan a lo largo de la historia. Los materiales que se usaban tradicionalmente, los tipos de horno, los ingredientes. Es sorprendente el ingenio que tenían para suplir ingredientes que hoy conseguimos fácilmente. 
Es un poco difícil de leer, pero merece la pena poner empeño. Tener las recetas originales y tradicionales del pan, la torta de la Virgen, las salaíllas... éso no tiene precio. 

Vamos con la receta de la Torta de la Virgen. Las cantidades que se indican el el libro son para un horno de panadería, así que os cuento las que he usado yo:



- 1.100 gr. harina de fuerza
- 300 ml. aceite de oliva virgen extra
- 220 ml. agua tibia
- 110 gr. levadura fresca
-  10 gr. anís o matalahúva
- 16 gr. de sal.


El pan y las masas antiguas se hacían todas con masa madre. Así que el día de antes preparé mi masa madre. Puse 10 gr. de levadura en 20 ml. agua para que se disolviera. Añadí 100 gr. de harina. Esta mezcla se deja reposar un día entero cubierta con un trapo. Triplica su tamaño. Al día siguiente tenía ésto.


Lo que más me sorprendió: el olor. Era como si tuviera el vaso lleno de cerveza, exactamente igual. Un aroma genial.

Al día siguiente comienzo la elaboración de la masa. Primer paso: disolver la levadura en el agua tibia.



Ahora mezclo todos los ingredientes (hay que añadir la masa madre) y amaso lentamente. Todo el proceso lo hice en la Kitchen Aid, pero se puede hacer en Thermomix o cualquier robot.


Se amasa en dos fases. Primero un amasado lento durante 7-10 minutos. Después un amasado rápido, de 15 min., para conseguir una masa fina, homogénea y elástica.



Dejamos reposar una hora. El volumen se ha duplicado. Me encanta este proceso químico. :)


Lo dividmos en porciones. Yo hice cuatro porciones para hacer dos tortas.


Estiramos la masa en la forma que más nos guste. Puede ser ovalada o redonda.



Añadimos el relleno deseado. El más tradicional es cabello de ángel, pero en casa no es muy popular. Así que rellené una de ganache de chocolate y otra de Nutella.



Sobre el relleno ponemos otra masa estirada para hacer la parte de arriba.


Formamos un doblete en los bordes para unir la masa de arriba y la de abajo.


Y nos queda así. Ahora hay que dejarla fermentar durante una hora y media o dos.


Ponemos el horno a precalentar un poco antes de que finalice el tiempo de fermentación, a 200º con aire. (si no tenéis aire, calor tradicional arriba y abajo). Espolvoreamos azúcar por encima. Y horneamos entre 10-15 minutos.


Mi cocina olía a..... ¡¡¡¡Torta de la Virgen!!!!!
Es uno olor tan especial..... que me hizo muchísima ilusión. 


Cuando la probé...... Era el sabor!!!!! Ese sabor tan especial de cada último domingo de septiembre.
Estoy emocionada. He hecho muchos, muuuuchos dulces en mi vida. Pero, creo, que éste es uno de los que más ilusión me ha hecho.
El relleno que más gustó en casa fue el de Nutella (a mí, la ganache de choco).


Espero que os animéis a hacerla. Aunque el proceso pueda parecer complicado, es justo lo contrario, muy fácil. 
Lo único que se necesita es tiempo. 
Ya me contaréis. 

Dulces besossssssssssssss