miércoles, 27 de julio de 2016

Helado de toffee y vacaciones


Con las temperaturas que tenemos, ésta era la entrada perfecta para irme de vacaciones. Yo no sé a vosotros, pero a mí el calor me tiene bajo mínimos. Así que me tomo un descanso de redes sociales, aunque, la verdad, ya me había desconectado un poco.


Me encanta hacer helados, sobre todo porque los míos no llevan lactosa. Y éso es muy importante.
Éste lo hice con la salsa de toffe que publiqué anteriormente. En casa les encantó a todos. Hice dos litros y acabamos peleando por las últimas cucharadas, jajaja.


Ingredientes:
- 500 ml. leche
- 120 gr. azúcar
- 120 ml. azúcar invertido (receta)
- 250 ml. nata vegetal
- 250 ml. salsa toffe
- 1 cucharada de maicena


Calentamos la mitad de la leche con el azúcar hasta que ésta se disuelva completamente.



Añadimos la salsa de toffe y removemos bien.


Cuando el toffe esté perfectamente incorporado añadimos el resto de la leche.


Removemos bien y agregamos el azúcar invertido.


En un poquito de leche disolvemos la maicena y añadimos a la mezcla anterior.


Seguimos removiendo y llevamos a ebullición. Dejamos unos cinco minutos que hierva o hasta que alcance una consistencia media. Retiramos del fuego y dejamos enfriar un poco.


Montamos la nata y la añadimos con movimientos envolventes. No montarla mucho porque costará mucho trabajo incorporarla, es mejor que tenga una consistencia media.


Ponemos nuestra mezcla en la heladera y seguimos las instrucciones del aparato. Si no tienes heladera, simplemente meter en el congelador.


Una vez que la heladera terminó, lo puse en un tarro de helado. Había guardado un poco de salsa de toffe para hacer pequeñas bañeras en el helado y también como topping para servirlo. 
Os aseguro que estaba delicioso. Espero que os animéis.


Feliz verano y dulces besosssssssssssss


martes, 26 de julio de 2016

Salsa de Toffe



¿Recordáis los caramelos de la Viuda de Solano? Pues esta salsa tiene ese sabor, un sabor de nuestra infancia. Yo no sé vosotros, pero a mí me encantaban esos caramelos.
Esta salsa puede acompañar cualquier postre, servir de cobertura de una tarta (podéis ver la Dobos Torte), puede ser un topping para una mousse o helado, o puede ser el sabor del helado. En definitiva, tiene todas las aplicaciones que vuestra imaginación dulcera alcance. 

Vamos con los ingredientes: 


150 gr. azúcar
3 cucharadas agua
60 gr. mantequilla
120 ml. nata



En un cazo, ponemos el azúcar con el agua y llevamos a ebullición. 



Dejamos hervir hasta que vaya tomando un color dorado. 



Cuando tengamos un caramelo dorado, añadimos la mantequilla en trocitos. 


Removemos bien y apartamos del fuego. Incorporamos la nata líquida, previamente calentada. 



Movemos bien hasta que la nata esté perfectamente incorporada y llevamos al fuego de nuevo. 


Cuando empiece a hervir, lo apartamos y dejamos enfriar.


Y ya tenemos nuestra exquisita salsa de toffe esperando para acompañar algún delicioso postre.

Dulces besosssssssssssss

domingo, 29 de mayo de 2016

Huevos en nido de patata



Éste es el primer #Asaltablog que hago desde la playa. 
En Granada es feria y yo he aprovechado que tenía 5 días libres para venir a darme un bañito en el mar.
 ¡Qué gozada! 



Y justo este fin de semana tocaba asaltablog. Teníamos que asaltar el blog  Healthy and Tasty, que es genial. Tiene infinidad de recetas, todas muy apetecibles. Visitadlo, os va a encantar. 
Y como estoy en la playa y aquí no tengo mucha infraestructura, he elegido una receta facilita y con ingredientes muy sencillos. Aquí tenéis los ingredientes (por persona):


- 1 patata mediana
- sal
- tomate frito
- aceite de oliva virgen extra
- jamón
- 1 huevo


Comenzamos cociendo las patatas. Ponemos un cazo con agua y sal. Pelamos la patata y, cuando el agua empiece a hervir, la agregamos al agua. Dejamos hirviendo hasta que al pinchar la patata esté tierna. Una vez cocida, la aplastamos con un tenedor y formamos un volcán con ella. 


Cubrimos nuestro volcán con tomate frito y encima le ponemos el jamón (yo lo hice a la plancha). Tengo que decir que en casa no somos muy de tomate frito, así que, llegamos a la conclusión de que nos habría gustado más con tomate natural. También pensamos para el futuro en hacer combinaciones con queso y mil ingredientes más. Elegid los que más os gusten. 


Al final, ponemos el huevo que estará frito o a la plancha y lo tenemos listo. 
Acompañado de un gazpacho estaba delicioso!!!! 
Y aderezado con este entorno, ni os cuento.....



Dulces besosssssssssssssssss


miércoles, 18 de mayo de 2016

Tarta de manzana



¿No os apetece darle un bocado a la foto? A mí, SI. 
Es la tarta de manzana clásica, la de toda la vida. Sencilla, sin complicaciones, pero absolutamente deliciosa. Y tan fácil de hacer.... ¿a que os he convencido? jajaja


A mí me gusta con una capa finita de manzana arriba, y las manzanas laminadas muy delgadas. No me gusta morder trozos gruesos de manzana porque, a veces, no llegan a cocerse bien y quedan muy duros. Elegí las manzanas golden porque son dulcecitas y tienen una textura suave
Pues ¡¡manos a la obra!!


En la foto de los ingredientes veréis leche condensada. En principio, decidí probar una receta de crema pastelera de una persona muy conocida en el mundo de la repostería y fue un fracaso absoluto. Quiero pensar que en las cantidades había un error involuntario. Tuve que tirarla entera y hacer una nueva. Aquí van los ingredientes:

Base:
- 250 gr. harina
- 50 gr. azúcar
- 100 gr. mantequilla
- 1 yema de huevo
- un pellizco de sal
- 50 ml. agua

Crema pastelera: 
- 100 gr. azúcar
- 500 gr. leche
- 50 gr. maicena
- 3 huevos
- 1 vaina de vainilla o esencia de vainilla
- cáscara de limón o esencia de limón

Decoración:
- manzanas golden
- mermelada melocotón


Mezclamos la harina con la sal y el azúcar. Movemos un poco para que se mezclen. 


Añadimos la mantequilla fría a dados. Amasamos un poco hasta que quede con un aspecto terroso. Si lo haces a mano, procura no amasar mucho para no darle calor a la masa,


Por último, incorporamos la yema y el agua y amasamos bien hasta formar una bola. Dejamos reposar la masa una hora, cubierta con un paño o film transparente. 


Mientras, vamos haciendo la crema pastelera. 
Ponemos a infusionar a fuego suave la leche, vainilla y las cáscaras de limon. Si le vais a poner esencias, os saltáis este paso. Aparte, disolvemos la maicena en un poco de leche. 
Retiramos cáscara y vaina de vainilla y añadimos la mezcla de maicena. Ya no paramos de mover. Apartamos del fuego e incorporamos el azúcar y las yemas, mezclando bien. Volvemos a poner al fuego y, cuando esté consistente, apartamos y dejamos enfriar. Si nos ha quedado con grumos, le pasamos la batidora y cubrimos con film trasnparente para que no forme costra.
Si tienes Thermomix, es la mejor opción: pones todos los ingredientes y programs 10 minutos, 90º vel. 4. Si no te queda suficientemente espesa, vuelves a poner 5 minutos más. 



Precalentamos el horno a 175º.
Ahora volvemos a nuestra masa. La estiramos con un rodillo y dejamos un grosor de unos 5 mm. Engrasamos el molde y cubrimos con la masa. 


Adaptamos con la manos la masa al molde y, si nos sobra, recortamos. Pinchamos la masa con un tenedor y ponemos en la superficie un papel de horno. Para evitar que la masa se hinche, vamos a poner unas legumbres secas o bolitas de horneado. 
Horneamos unos 25 minutos o hasta que empiece a dorarse.


Una vez fuera del horno, dejamos enfriar un poco y le agregamos nuestra crema pastelera.
Cortamos las manzanas en láminas finitas y las colocamos cubriendo toda la superficie. Por último, pintamos con la mermelada de melocotón y llevamos al horno de nuevo, unos 40 minutos aproximadamente 


Ya está lista!!!! La dejamos enfriar un poco a temperatura ambiente y luego, si nos apetece tomarla fría, la refrigeramos. Y si tenemos mucha prisa por probarla, pues cortamos un trocito, jeje. 



Espero que os guste. Dulces besossssssssssssssss


miércoles, 11 de mayo de 2016

Lasagna de chocolate



¿Se han disparado todas vuestras alarmas dulceras? Las mías, sí. Cada vez que veo la foto.

Esta receta tiene una historia detrás. Resulta que tengo un grupo de amigas desde hace muuuuucho tiempo. Quedamos todas las semanas a tomar café y, cada dos meses, organizamos una comida en casa de una de ellas. Las comidas son temáticas y en la de abril tocaba Italia.
También tenemos que llevar atrezzo. No os podéis imaginar las ocurrencias de algunas.... jajaja.

El caso es que yo siempre llevo algo dulce. Si piensas en postre + Italia, lo primero que se te ocurre es tiramisú, pero no es de mis postres favoritos. Así que tenía que buscar una opción B.



Me fuí a Google... "postres italianos". Cuando vía la primera de foto de esta lasagna, mis ojos no podían abrirse más. Fue un flechazo auténtico y, desde ese momento,  supe que estábamos destinados a estar juntos ;)
Descubrí que este postre es bastante famoso y yo no lo conocía (¿?). Leí infinidad de recetas y al final hice mi propia composición porque había mil versiones diferentes.
En todas ellas había un elemento común, la base de oreo y mantequilla. Luego ya eran capas: blanca-choco-blanca. Así que me puse manos a la obra y quedó este maravilloso postre que resultó realmente delicioso. Tan rica está la cucharada con todas las capas, como por separado (lo recuerdo y lo saboreo de nuevo..mmmm).


Vamos a la receta. Ingredientes:

Capa 1
- 3 paquetes de galletas Oreo, en total, 36 galletas
- 90 gr. de mantequilla 

Capa 2
- 230 gr. de queso Philadelphia o similar
- 250 ml. de nata vegetal 
- 100 gr. de azúcar glas

Capa 3 
- 200 gr. de chocolate troceado 
- 30 gr. maicena
- 150 gr. azúcar
- 240 ml. leche
- 1 cucharadita de vainilla

Capa 4
-300 ml. nata vegetal
- 250 gr. azúcar glas
- chips de chocolate


Comenzamos triturando las galletas Oreo. Yo lo hice en Thermomix, pero se puede usar cualquier robot o picadora. Añadimos la mantequilla derretida, mezclamos bien y ponemos en el fondo de una fuente. Aplastamos bastante para que quede compacta. Lo llevamos al frigorífico. 


Batimos el queso crema hasta que quede suave y esponjoso. Aparte montamos la nata con el azúcar y añadimos al queso. Mezclamos bien. 
Cubrimos con esta crema la capa de galletas oreo. Extendemos uniformemente y volvemos a llevar al frigorífico para que siga cogiendo cuerpo. Mientras, vamos haciendo el pudding de chocolate.


Ponemos maicena, azúcar y leche en un cazo. Removemos a fuego medio hasta que espese (unos 10 minutos). Apartamos del fuego y añdimos el chocolate troceado, removiendo hasta que quede completamente integrado. Añadimos la vainilla y dejamos enfriar hastaq que quede a temperatura ambiente. Le ponemos film transparente en la superficie para que no se seque la capa de arriba y, cuando haya enfriado, cubrimos la capa de queso. Antes de ésto, le pasé la batidora. Refrigeramos.


Por último, montamos nata con azúcar glas, la cantidad de azúcar es orientativa, ya que cada nata tiene una textura diferente, incluso algunas ya vienen con azúcar. Por tanto, añadimos sólo si es necesario. Cubrimos con la nata la anterior capa de pudding de chocolate y llevamos al frigorífico de nuevo. 


Para la decoración final, podemos poner mini gotas de chocolate, fideos o trocitos. Yo los hice de la siguiente forma: cubrí una hoja de papel vegetal con una finísima capa de chocolate derretido. Lo puse en el frigo unos 10 minutos. Al sacarlo lo arrugúe hasta formar un a bola y abrí el papel sobre una fuente. Cayeron todos los trocitos y los espolvoreé sobre la fuente. 


La dejamos reposar en el frigorífico unas cuatro horas, o, si tenemos prisa, la llevamos al congelador. 
Ya sólo queda servirla y disfrutarla. Nosotras lo hicimos. 


Tenía que incluir una foto para el recuerdo. 
Haciendo el tonto todo lo que fuimos capaces, jajaja
Dulces besossssssssss





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...