domingo, 31 de enero de 2016

Milhojas de dulce de leche #Asaltablog


De nuevo el tan esperado último domingo de mes, en el que todos los ladronzuelos del Asaltablog publicamos la receta que hemos robado al blog elegido. Este mes le ha tocado a Las recetas de Blinky. Un blog impresionante, tiene un montón de recetas, con una variedad increíble.
Elegí esta receta porque hacía mucho tiempo que quería hacer hojaldre y ésta era la ocasión perfecta. Pero la receta la publicaré en otro post porque es bastante extensa. 


Estas milhojas de dulce de leche son un bocado exquisito. Están tan ricas que nos las hemos desayunado, aunque las había hecho para la merienda, peron no pudimos esperar. Hice más versiones y, cómo no, una con chocolate, pero ésa también irá en otro post. 

Comencemos el proceso:


Tenemos nuestra plancha de hojaldre estirada (puede ser hojaldre comprado, por supuesto). Cortamos porciones de la forma que más nos guste. Las ponemos en la bandeja del horno, cubierta con papel vegetal. 


Pinchamos con un tenedor y llevamos a horno precalentado a 190º. Horneamos hasta que estén doraditas. En ese momento sacamos y dejamos enfriar. 
Yo tenía que ver la diferencia entre el hojaldre comprado y el hecho en casa. Aquí tenéis la diferencia que se puede apreciar a simple vista. 


Espero que hayáis adivinado cuál es el que hice yo. Es el de la derecha, jajaja. 
Los partimos por la mitad, los rellenamos de dulce de leche y los espolvoreamos con azúcar glas. 


El sabor y el olor son bien diferentes. El casero tiene un sabor a mantequilla buenísimo, aunque para quien no quiera complicarse mucho la vida, el comprado también está muy rico. 


Y aquí acaba mi historia, con una milhoja y un café. Un desayuno de reyes. 

Espero que os guste. Dulces besosssssssssss





miércoles, 20 de enero de 2016

Estrella de hojaldre y chocolate


Este es uno de los dulces más fáciles de hacer que existen y además está buenísimo. Esta Navidad lo he hecho tres veces y a mis niños les gusta tanto, que mi hijo me lo ha pedido para su cumpleaños, en vez de una tarta tradicional. Con éso lo digo todo....


Sólo necesitamos dos láminas de hojaldre y crema de cacao, la que más nos guste. Yo, obviamente le pongo Nutella (ya sabéis que padezco nutellosis), pero puede ser nocilla o una ganache de chocolate.
Es preferible que la masa de hojaldre sea redonda, pero si es cuadrada no hay problema. Yo la he hecho también cuadrada (sin necesidad de recortarla) y queda muy bien.


Precalentamos el horno a 200º.
Extendemos la primera lámina de hojaldre y untamos una capa de nutella. Yo la extiendo hasta el borde, asi luego queda más bonita.


Lo cubro con la otra lámina de hojaldre, intentando que coincidan los bordes lo más posible. Generalmente la lámina de arriba se extenderá un poco más. Podemos cortar lo que sobra. 


Ponemos un objeto redondo en el centro que nos sirva de guía (podemos usar un vaso). Y comenzamos a hacer divisiones. Primero lo divimos en cuatro partes. Después, cada parte en dos más, Por último, cada parte en otras dos, de forma que tenemos un total de 16 porciones. 



Empezamos a enrollar las partes, lo hacemos por parejas. De dos, las vamos enrollando hacia afuera y luego las juntamos. Yo cuento hasta tres medias vueltas, pero cada uno puede hacer las que quiera. 


Así vamos formando parejas y repetimos con todas la divisiones, siempre de dos en dos. Al final quedaría así:


Espolvoreamos azúcar blanca por encima y horneamos 15-20 minutos. La sacamos cuando esté dorada. Dejamos enfriar un poco y ya podemos tomarla.
Es una delicia.



Os va a encantar. Dulces besosssssssssssss






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...