miércoles, 23 de abril de 2014

TORRIJAS Y TORRIJONUTS




¿Quién dijo que las torrijas son sólo para Semana Santa??????

Están tan buenas y son tan rápidas de hacer, que es un desayuno o merienda perfectos para todo el año. A mis niños les encantaron, sobre todo los torrijonuts. Así que seguiré haciéndolos "fuera de temporada", jajaja. 

El proceso de elaboración es muy sencillo. Necesitamos pan, si es del día anterior, mucho mejor, y lo cortamos en rebanadas.


Para los torrijonuts compré bollitos y los corté igualmente. Con este tipo de pan, el sabor cambia sustancialmente, están mucho más suaves y más tiernos. La prueba de que estaban más buenos es que se acabaron los primeros.



Previamente, hemos puesto a calentar 1 litro de leche con 100 gr. de azúcar, una ramita de canela y cáscara de naranja (o de limón, depende del gusto de cada uno).  Yo, por supuesto, la leche, sin lactosa.



Cuando la leche empiece a hervir, la retiramos del fuego y la dejamos enfriar un poco. Bañamos las rebanadas de pan y les damos vueltas para que queden bien empapadas. Los bollitos, al ser mucho más tiernos, necesitan menos baño. 


 
Ponemos a calentar aceite de oliva virgen extra en una sartén. Pintamos las rebanadas con huevo y las freimos por los dos lados. Dejamos que suelten el exceso de aceite en un plato con una servilleta. 




Preparamos un plato o fuente con azúcar y canela y rebozamos nuestro pan frito.


Y ya tenemos las torrijas!!!!! Parece mentira que algo tan fácil de hacer pueda estar tan BUENO!!!!
También las hice con pan de molde y nos gustaron mucho. Como la rebanada era muy grande, la partí en cuatro trocitos.




Recuento de ingredientes:

Pan
1 litro de leche
100 gr. de azúcar 
1 cáscara de naranja
Canela en rama
2 huevos
Aceite de oliva virgen extra
Azúcar y canela para rebozar.


Besossssssssssssssssss con canela.

martes, 8 de abril de 2014

BROWNIE SIN LACTOSA




Empiezo una nueva etapa en mi trayectoria repostera: la ausencia de lactosa. Yo ya hace mucho tiempo que descubrí mi intolerancia a la lactosa, pero nunca había mirado etiquetas ni había pensado en las trazas, hasta hace relativamente poco tiempo. Desde que comencé mi dieta  libre de lactosa, os prometo que soy una persona  nueva. Es una sensación indescriptible poder comer si miedo a que todo te siente fatal.  Así que, ahora estoy adaptando recetas.

Cocinar sin lactosa no es difícil. Afortunadamente, muchas empresas están optando por sacar una línea de productos libres de ella, con lo que todo resulta más fácil. Aunque yo aspiro a que la erradiquen, al menos, en productos que no deberían llevarla, como el embutido, los snacks... Cuando te pones a mirar etiquetas la primera vez, es un poco deprimente. 


Pero... vamos a por el brownie!!!! Ingredientes:

170 gr. de mantequilla. 300 gr. de azúcar. 3 huevos. 200 gr. harina. Una pizca de sal. Una cucharadita de levadura. Una cucharada de extracto de vainilla. Un puñadito de nueces.



Hay diferentes mantequillas sin lactosa. Yo siempre intento que los ingredientes que uso sean fáciles de encontrar en tiendas. Éstas están disponibles en Mercadona.


Para darle un sabor más intenso al brownie, me gusta añadirle una cucharada sopera de cacao en polvo Valor. Y corté en trocitos 50 gr. de chocolate sin lactosa, para simular las gotas.




Elaboración: batir mantequilla y azúcar. Añadir los huevos, uno a uno. Incorporar la vainilla y el chocolate derretido. Después la harina con la sal y la levadura. Por último, las nueces y las gotas de chocolate, impregnadas en harina para que no se bajen al fondo.



Rociar el molde con el spray antidesmoldante, en el brownie, es imprescindible.



Al horno!!!!!




La verdad, es que para alguien como yo, que sólo piensa en dulce, las limitaciones son muchísimas. El abanico de sabores se pierde. Pero confío en que algún día, los lácteos se procesen todos sin lactosa. No la necesitamos para nada, así que ya he lanzado el mensaje a algunas marcas. A ver qué conseguimos.

Este brownie estaba de muerte!!!!! No duró un día completo.


Besosssssss y sed felices!!!!

lunes, 24 de marzo de 2014

El balah el sham. Reto Nazarí II de Restaurante Ruta del Veleta





Pues tal como indica el título, esta receta es para participar en el Reto Nazarí que propone el Restaurante Ruta del Veleta de Granada. Si hay alguien que no lo conozca (cosa que dudo), es visita obligada.

El balah el sham es un postre de la cocina árabe y se le conoce como dátiles de Siria. Mis hijos cuando los vieron, dijeron: "¡¡¡Mami, has hechos churros!!!", y es cierto que su aspecto es ése. Pero no son churros, os dejo la receta y podréis comprobarlo: 


Ingredientes

- 1 vaso de agua
- 4 huevos
- Vainilla
- 1 vaso de harina
- 1 cucharada de mantequilla
- Una pizca de sal
- Aceite para freír


Modo de preparación:

Hervimos el agua con la mantequilla y la sal. Cuando se haya derretido la mantequilla, incorporamos toda la harina y mezclamos rápidamente. Dejamos enfriar un poco.



Aparte, batimos los huevos con la vainilla y lo incorporamos a la mezcla anterior. Aquí hay que batir con fuerza. Yo tuve que ayudarme de la batidora.


A continuación, metí la masa en una manga y le puse la boquilla 1M de Wilton. Y al aceite!!!! Fuí cortando el chorrito de masa con unas tijeras. 


Cuando estén doraditos, se sacan y se escurren en el colador.


Y ahora empieza lo bueno....elegir acompañamiento. Suele ser un sirope, coco, frutos secos o azúcar glass. Yo no pude elegir sólo un acompañamiento.... soy un peligro. 

PRIMERO.- Con mousse de canela y espolvoreados de azúcar glass y canela. Esta mezcla, según mis catadores estaba buenísima. Yo no la pude probar... Lactosa!!!!


SEGUNDO.- El domingo, cuando estaba haciendo la masa, se levantaron mis niños y me puse a prepararles el desayuno. Mientras les hacía el zumo, empecé a percibir el olor de la naranja. Y me dije..... "¿Qué pasará si le pongo un poquito de ralladura a la masa????". Dicho y hecho. Aparté un poco de masa, le añadí la ralladura y un poquito de emulsión de naranja para potenciar el sabor. 





A mí esta opción me encantó. Le hice una crema de naranja y quedó espectacular. Le añadí unas avellanas y un poquito de azúcar glass y quedaron genial. 
 El sabor del balah el sham era impresionante con el toque a naranja. Fueron los primeros que se acabaron en casa. 


Ésta fue mi opción preferida, con azúcar normal y ralladura de naranja. No sé cuántos pude comerme, bueno, realmente, no quiero acordarme, jajaja.

TERCERO.- Mi cabecita ya no paraba de maquinar. ¿Y con caramelo? 



¡¡¡ Espectaculares, buenísimos !!!! Esto estaba bueno con todo lo que le pusieras. Mi idea original, que era hacerlos con chocolate, se quedó en "tareas pendientes". Pero tuve que parar, porque llegaba la hora de hacer la comida. 


 A mis hijos les gustó más sólo con azúcar y canela. Cayeron casi todos y los poquitos que han sobrado, han ido hoy en la mochila para el cole. Fueron un éxito.


Y ya acabo. Sólo me quedar dar las gracias a Restaurante Ruta del Veleta por organizar este reto y... bueno... ya os pasaré la factura del dietista, jajajaja. 

Dulces besosssssssssss














jueves, 13 de marzo de 2014

Snickerdoodles, mi nueva adicción!!!!






No le doy tregua a mi horno. Creo que un día de éstos me abandona y se cambia de casa.

Y es que, desde que he descubierto estas galletas.... estoy que no vivo. Se acaban y  tengo que hacer más, es como una adicción. Además, son tan rápidas de hacer, que no da nada de pereza ponerse con ellas. Ayer hice una montaña, seis bandejas como ésta:



 Las descubrí gracias a mi amiga Marta y son de una chica americana que se llama Sally. 
Mis niños me ayudan a hacerlas porque se lo pasan bomba, les parece, palabras textuales "súper divertido". Además, les añadimos de todo, dentro y fuera: chocolate blanco, con leche, lacasitos, almendras.... hasta picotas (las chuches que son una bolita roja). Y ahí va la receta:


INGREDIENTES

- 230 gr. mantequilla sin sal
- 270 gr, azúcar
- 1 huevo 
- 2 cucharadas de vainilla Wilton
- 375 gr. harina
- 2 cucharaditas de cremor tártaro
- 1 cucharadita de bicarbonato
- un pellizco de sal
- 2 cucharadas de canela molida

Para espolvorearlas: 50 gr. azúcar y una cucharadita de canela. 

Precalentar horno a 190 º
Batir la mantequilla e incorporar el azúcar hasta que quede una crema blanquecina. Añadir el huevo y la vainilla.
Aparte, mezclamos la harina con el cremor tártaro, el bicarbonato sódico, la canela y la sal. Esto lo añadimos a la mezcla anterior. Queda una masa así:


Quería haceros una apreciación sobre el huevo. Cuando hago galletas, siempre uso claras pasteurizadas. En este caso, le puse la medida de dos claras. ¿Por qué? Porque estamos manejando producto horneado con masa cruda y la contaminación cruzada es un peligro. 

Cogemos una cucharadita de masa, hacemos una bolita y la bañamos en la mezcla de azúcar y canela. Observaréis que mi mezcla lleva también azúcar moreno (no tenía suficiente blanca y descubrí que le morenilla le da un toque buenísimo)



Ponemos nuestras bolitas sobre papel de horno en una bandeja y los dejamos 11-12 minutos. No las pongáis muy juntas porque se expanden mucho y se pegan. 


En este momento hay que empezar a aspirar el olor de la canela. Es como si ya las estuvieras saboreando. Y a los once minutos.... YA!!!!!!!! 
Estarán blanditas. Dejadlas en la bandeja 10 minutos y después las ponéis en la rejilla a enfriar. Luego me lo contáis, ¿vale?


Os mando besos con canela!!!!!














miércoles, 5 de marzo de 2014

RECETA DE GOFRES PARA MORIR !!!!!!!!!!!!






Definitivamente, éste ha sido un momentazo!!!! Conseguí gofres auténticos!!!! De esos que compras en los puestos de ferias, ésos que están tan buenos, taaaaaan bueeeenosssss. Cuando probéis esta receta, os aseguro que vais a subir al cielo. 
Cuando los puse en la mesa y mis niños los probaron, sólo se oía: mmmmm, mmmm, MMMMM, MMMMMMM !!!!!! Jajajajaja

RECETA

Ingredientes:




- 250 gr. de harina de fuerza
- 90 ml. de leche tibia
- 25 gr. de levadura fresca 
- 2 huevos
- 1 cucharada de vainilla Wilton
- un pellizco de sal
- 125 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
- 150 gr. azúcar perlado


ELABORACIÓN:

Ponemos la harina de fuerza en un bol con la sal. Aparte, disolvemos la levadura fresca en la leche tibia y añadimos la vainilla. 



Formando un volcán con la harina, le agregamos la mezcla de leche y los huevos.




Dejamos reposar la masa durante una hora aproximadamente, cubierta con film transparente. Y.... tachan!!! ..... se duplica el volumen. La levadura hizo su función.



En este momento agregamos la mantequilla a temperatura ambiente. Para que se incorpore bien, tiene que tener textura pomada. Después añadimos el azúcar perlada y ya tenemos la masa. 

Ahora necesitamos la gofrera y el spray antidesmoldante.


Rociamos con spray la gofrera. Ponemos una bola de masa en cada cavidad. ¡Ojo! Sin pasarse, que se derrama y se sale. 


No hay que preocuparse de alisarlo, con la presión de la tapa de arriba, se distribuye la masa perfectamente. Y cuando se apaga la luz....... 



Ñam, ñam, ñaaaaaaaaammmmmm 

Podéis ponerle por encima lo que más os apetezca. 







Si tenéis alguna pregunta, no dudéis en escribirme.

Y me despido con dulces besossssssssssssssssss!!!!!


martes, 25 de febrero de 2014

FERIA DE REPOSTERÍA GRANADA Y GRACIAS!!!!


Llegó y pasó. Nuestro stand:


Con nuestros delantales. A que molan????? Designed by Paz.

Ha sido duro, pero ha merecido la pena. El cariño que hemos sentido por parte de  la gente ha sido impresionante. Sentimos que La Boutique no es sólo una tienda, sino una gran familia.

A mí, en general, me ha parecido una experiencia positiva. Creo que Granada necesitaba algo así y la afluencia de gente ha sido muy buena, aunque hay opiniones para todos los gustos. No hay que olvidar que ha sido la primera edición. 

Me ha gustado mucho el "buen rollo" que había. Ha sido genial charlar con personas de otras tiendas, ayudarnos, compartir opiniones.... Además, he conocido a personas maravillosas.

Hubo continuamente cursos y demos. Yo hice una de un lirio rojo. Aquí estoy en plena faena. 



Me ha encantado ver a Mariló, mi compañera de fatigas en Amsterdam. Y a su hermana Susana, dos personas encantadoras. Que, por cierto, han creado una revista de repostería increíble. Y ya la tenemos en la tienda.


 


Pero la parte más positiva de esta feria ha sido el ser consciente de cuánta gente está dispuesta a ayudar desinteresadamente. Cuando nos embarcamos en la idea de participar en este evento, no tuvimos en cuenta los detalles, como los niños, el montaje, el traslado de productos....

Lo más importante eran mis niños. ¿Qué hacía con ellos todo el fin de semana? Pensé que se vinieran conmigo, pero no me parecía justo para ellos. Así que cada día estuvieron con alguien que se ofreció a cuidarlos. Estas personas se quedaron con tres niños de golpe y consiguieron que lo pasaran estupendamente. Muchas gracias de corazón a Cristina, por ese sábado divertidísimo y ajetreadísimo. Y a Antonio y Ana, por alterar vuestro domingo.  No hay palabras suficientes para daros las gracias.

Luego el tema del montaje del stand. El jueves, Yolanda y Joaquín se quedaron hasta la madrugada dando viajes, montando muebles, teniendo que trabajar al día siguiente. Marta y Erika, dieron mil viajes con el coche para ayudarnos a llevar todos los productos, tanto en el montaje, como en el desmontaje. Cargando, descargando y colocando productos. Durante el transcurso de la feria no nos dejaron solas en ningún momento. Nos ayudaron a atender, a explicar, a cobrar a todo. Los tres días. Nunca podré agradecerlo suficiente.

Y con este derroche de agradecimiento infinito, me despido con millones de besos.