domingo, 26 de octubre de 2014

Bollos suizos (con versión chocolateada)




¿Qué os parece un desayuno así un domingo por la mañana, en la terraza, con buena temperatura, rodeada de tu familia y con un día por delante sin obligaciones? ¿Se le puede pedir más a la vida?

Sí, ya lo sé. Ahora estais pensando en un montón de cosas que pedirle a la vida. Pero, por favor!!! Que no se trata de eso. Hay que aprender a disfrutar el momento, a exprimir cada segundo, sobre todo los buenos. 
Así que aquí estoy yo, con mi quinto bollo suizo, saboreando el momento (el quinto momento, jajaja). Si me descuido, no me quedan para la foto. 



Esta delicia la tengo que agradecer a mis amigas de El mito del sofrito. Ellas han sido el blog asaltado este mes en el #Asaltablog. Ha sido una delicia planear el robo y llevar a cabo el plan. Chicas, me encanta vuestro blog y fue genial conoceros (aunque me falta la otra mitad).

Estos bollos son una delicia, de verdad de la buena. Se comen solos. Van desapareciendo del plato sin que te des cuenta. Lo malo es que tienen un efecto secundario: la pérdida de memoria. Eres incapaz de recordar si te has comido cuatro, cinco o siete. 

Voy a daros la receta. Sentidla como una obligación. Luego me lo agraderéis. 


Ingredientes:

 600 gr. harina de fuerza
170 ml. leche
120 gr. mantequilla
40 gr. azúcar invertido Receta
50 gr. azúcar
40 gr. levadura fresca
1/2 cucharadita de sal
3 huevos
1 cucharada de agua de azahar


Para hacer esta receta usé la Thermomix, Se puede hacer con batidora, pero habrá que cambiar el orden de los ingredientes. Antes de empezar, disolvemos la levadura en la leche tibia.
Comenzamos batiendo los huevos, agregamos la leche con la levadura. la mantequilla, el azúcar invertido y el agua de azahar. Como se nos formaran bolitas con la mantequilla, ponemos la THX a 35º. 
Mezclamos la harina con la sal y el azúcar y la incorporamos a la mezcla anterior. 
Ya tenemos nuestra masa. La ponemos en un bol y la cubrimos con film transparente y un paño de cocina. Tiene que levar durante una hora.



Cuando la masa ha doblado su volumen ( a mí hasta me rebosó), hacemos bolitas y las ponemos sobre papel de horno. Es muy importante en el momento de hacer las bolitas, tener las manos impregnadas de mantequilla. Si no, la masa se nos pegará a las manos. Así que preparad un cuenquito con mantequilla para engrasar las manos después de cada bolita. 
No debéis manipular mucho la masa porque se desinfla. Así que, coged una porción, dadle un poquito de forma y  ya está: a la bandeja del horno. 
Tenemos que volver a dejar levar la masa unos 45 minutos. Dejad suficiente espacio entre las bolitas porque aumentarán de tamaño y puede que se peguen. 
A mitad del segundo levado, ponemos el horno a 200 º, calor convencional arriba y abajo. 
Preparamos dos cuencos: uno con huevo batido y leche. Otro con azúcar glas y unas gotas de agua de azahar. Cuando haya concluído el segundo levado, los pintamos con la mezcla del huevo y, después, los espolvoreamos con pellizcos de azúcar glas. 
Los metemos al horno 9 ó 10 minutos. Él tiempo no es exacto, cada horno funciona de una forma distinta. Por tanto, cuando estén dorados, es el momento de sacarlos. 


Y ya los tenemos. Qué buenos, qué buenos, qué buenos!!!!!!!!!!!!
Con el primero, casi me quemo. Pero es que olian de bien......


Por supuesto, hice una versión chocolateada (¿alguien lo dudaba?).
En el momento de hacer la bolita de masa, puse dentro una nuez de ganache de chocolate frio.
Esto ya sobrepasó los límites de la exquisitez absoluta. Probadlo.


Y os dejo, que voy a seguir disfrutando de mi desayuno. 

Dulces besosssssssssssssssss

24 comentarios:

  1. Ains dios mio! !!! Como sufro de buena mañana! !! estos la semana que viene caen estoy a régimen pero cain. Bueno me tendré que controlar.......... si te tengo al lado mismo.....muchas gracias por compartir!!! muchos besitos desde el norte ;-)

    ResponderEliminar
  2. Josú, maemia!! por el quinto, dice!! tú déjame 10 o 12 y ya te cuento! jajja Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Que maravilla!!!! Nos encantan los bollos suizos y la version chocolateada...esta perfecta, dan ganas de meterse en la foto!! Enhorabuena Paz!!

    ResponderEliminar
  4. Paz, tus versiones chocolateadas hacen perder la memoria a cualquiera!!
    Buen asalto!!

    ResponderEliminar
  5. Ohhhhhhhhhhhhhh
    Ohhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh
    Ohhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh
    Y con versión chocolateada... no hará falta que te diga que mis churretes chocolatosos te hacen la ola, jajaja.
    Espectacular Paz.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Ala!!!!!! Con las fotos de los primeros bollos, estaba salivando, pero con el de chocolate casi me ahogo!! Que hambre me ha entrado, madre. Espera, que me presento a tu casa ahora mismo!!!

    ResponderEliminar
  7. Hemos coincidido con nuestro asalto y qué ricos que están por favor!!! Me ha encantado tu versión chocolateada :) Un besito ^^

    ResponderEliminar
  8. Que ricos esos bollos y ya si además están rellenos de chocolate como los tuyos... Son la bomba!!!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  9. Ole! ole! y ole! Mi paz, que bollitos mas delicioso, esponjosos uauu!! te los copio porque no tengo panificadora y veo q con los tuyos no hace falta. un robo magniifico! nos vemos pronto! besoss

    ResponderEliminar
  10. Ay tía la foto final me ha dejado muerta! Cómo has podido ser tan cruel? Porque enseñarnos esos bollos sabiendo que la que se los come eres tú y nosotros nos quedamos con las ganas es una maldad! Jajaja. Qué pintaza hija. Y qué razón tienes con lo de disfrutar el momento. Yo reconzco que soy bastante quejica, que parece que nunca tengo bastante y siempre puedo pedir más y más. Pero me viene bien tu llamada de atención porque tienes toda la razón. No tengo motivos para querer más y hay pequeños momento, placeres como comerse un bollo a gusto con tu familia, que son para exprimirlos a tope. Mañana voy a darme un momento de esos comprándome unas poquitas de chuches cuando salga de trabajar ;-)
    Besitos mil.
    Beatriz

    ResponderEliminar
  11. Enamoraaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaada me he quedado... no sabes hasta que punto me gustan los bollitos de este tipo, me da igual que lleven chocolate o no, simplemente ME ENCANTAN!!!! Creo que haré esta receta pronto (o espero que sea pronto... jejejeje!!).
    Me llega la olorcita... ñam ñam!!!

    ResponderEliminar
  12. Eyyy Paz!
    lo sabíamos, lo sabíamos que esos bollitos iban a caer y que encima algo de chocolotate les ponías! Que bueno el relleno, ahora nos vamos a tener que poner a afanarte lo que nos afanao y tuneao!! te das cuenta, que bucle!!
    Una delicia conocerte en Granada, fuísteis tremendamente acogedoras!!
    Un beso grande!!

    ResponderEliminar
  13. Que ricos estos bollitos suizos, son prefectos para un deayuno o una merienda! Hace tiempo que voy detras de ellos para hacerlos pero no hay manera, jeje Un aslato fantastico!
    Besotesssss

    ResponderEliminar
  14. Cuanto tiempo que no los hago, te quedaron estupendos y con la opcion chocolateada mas.
    Buen lunes

    ResponderEliminar
  15. Así da gusto disfrutar de la vida, estoy de acuerdo, con estas maravillas no se puede pedir más a la vida. Ha sido un gran asalto, compi, buen botín que te llevaste.

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Madre mía, ¡rellenos de chocolate!, vamos, que no te privas de nada!. Qué razón tienes, hay que disfrutar los momentos.
    Yo los hice una vez, menudo desastre, que cosa más pegajosa, creo que podía haberlos patentado como pegamento, sospecho que los chinos utilizaron algo así en la Gran Muralla.
    Como me vendría ahora mismo uno de esos con el segundo café que tengo en la mesa...

    ResponderEliminar
  17. ¡¡Qué pinnnnnnta! No sé con cual quedarme, si con el trdicional o con la versión de chocolate. ¡Mejor me llevo un de cada, auqnue sólo sean virtuales!
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  18. Ohhh!! Casi muero al ver estos bollos! Qué pinta por dios! Y encima rellenos de chocolate! Definitivamente no se puede pedir mas! Me apunto la receta sin duda! Nos vemos en el siguiente asalto!

    Nieves
    Emma’s Cupcakes

    ResponderEliminar
  19. A mí esos bollos me transportan a la infancia. Y me encantan. Cuando los hago disfruto como una niña.

    ResponderEliminar
  20. que bollos suizos tan ricos.. yo me los ocmería con mantequilla y mermelada y pufff madre mia! se me cae la baba! tomo nota!!
    un beso!!
    http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  21. Qué pintaza tienen!!. Felicidades compi te ha quedado fenomenal. Besos

    ResponderEliminar
  22. Buff... tienen una pinta espectacular, esponjosos y suaves...

    ResponderEliminar
  23. Mmmmm, que ricos esos bollitos y el relleno de chocolate para matar por ello. Besos.

    ResponderEliminar
  24. Bollitos suizos y rellenos de chocolate! Tienen que saber de maravilla! La pinta es increíble! Gran asalto!

    ResponderEliminar

Gracias por leerme.
Me encantaría que contaras qué te ha parecido mi entrada.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...